Home Login Contacto  

 
Revista Carreteras
Documentos Técnicos
Newsletters
Estadísticas del Sector
Estudios y Trabajos
Biblioteca A.A.C.
 
Revista Carreteras

Octubre 2011
Edición Nº 203
“Un nuevo ciclo en la Infraestructura del Transporte”


Descargar versión PDF

INDICE

• Próximos Eventos
• Reportaje Ing. Nelson Guillermo Periotti
• Grandes Obras de Nuestro Paí
• Grandes Puentes de Carreteras
• Proyecto Puente Reconquista - Goya
• 59° Aniversario de la AAC
• Campañas de Seguridad Vial en municipios de la Pcia. de Bs. As.
• XVI Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito
• El Nuevo Puerto la Plata
• Tecnópolis
• III CISEV
• Carta Argentina de la Seguridad Vial
• Declaración de Méxic
• Breves

TRABAJOS TÉCNICOS

• Optimización de la resistencia al envejecimiento de losligantes asfálticos
• Análisis de los límites de rugosidad vigentes en lospliegos y propuesta de valores
• Ahuellamiento. Desarrollo de una metodología para elcontrol en obra de mezclas asfálticas

DIVULGACIÓN

• Sistema Integral de Gerenciamiento y Mantenimiento de Puentes
• Pavimentos de Hormigón: Cuidados a edad temprana paragarantizar el buen desempeño y una larga vida útil.
• Acciones para optimizar la calidad hormigones de obrasde arte


EDITORIAL
UN NUEVO CICLO EN LA INFRAESTRUCTURA DEL TRANSPORTE
por el Lic. Miguel Angel SALVIA

La presente edición de la Revista Carreteras, se enmarca en lacelebración de un nuevo Día del Camino, hito anual en el cual confluyetodo el sector vial y el conjunto del sistema de transporte y reflexionansobre su futuro.

La celebración de este Día del Camino en el inicio de una nuevadécada resulta propicio para analizar el proceso iniciado en los últimosaños y asumir el comienzo de un nuevo ciclo que deberá tender adesarrollar las obras de infraestructura necesarias, para consolidar elproceso de inversión, servir al crecimiento y la integración nacional, ygenerar un mecanismo de complementariedad entre todos los modosdel transporte, de forma tal de optimizar y racionalizar el sistema detransporte del país.El inicio de la década pasada mostro el agotamiento de los procesosde ajuste que utilizaban en general como variable del mismo, lareducción de la inversión pública en infraestructura, la demora en elinicio de proyectos y un bajo nivel de mantenimiento general.Desanimados, los que integramos el sector vial, veíamos esteproceso y advertíamos sobre los altos costos que la sociedad pagaríapor esta política destructiva en el mediano y largo plazo.La modificación del criterio de considerar gasto a la inversión públicaen infraestructura y su transformación en el concepto de inversiónreproductiva, generó la base para comenzar un profundo procesode inversión en la infraestructura de transporte, que significo añotras año inversiones crecientes en particular en el sector vial, perotambién en otras áreas vinculadas a la infraestructura y la operacióndel sistema de transporte.

El crecimiento de la inversión vial global, es decir considerando todoslos componentes básicos del sistema, ha continuado la tendencia, yconsiderando la serie de inversiones de los últimos 30 años, se haubicado los tres últimos años, en las más altas del período.Ello ha sido el fundamento de un profundo proceso de transformacióndel sistema de transporte y en particular del sector carretero, que hapermitido dar servicio a un parque que ha crecido en más del 60% enestos años, y un tránsito que ha demostrado un crecimiento mayor alsustancial aumento del producto bruto en la década.Por otra parte en los últimos cinco años se reproduce un fenómenomundial que es el vinculado a la incorporación de motos y ciclomotoresque por millones se han sumado anárquicamente al parque devehículos.Pero no solo hay más vehículos, sino que existe un incremento enla tendencia a circular de los vehículos particulares y también unaumento de los kilómetros recorridos por el transporte de carga, producto de la modernización y expansión de la actividad logística delpaís y el más racional e intensivo uso de las flotas.Frente a esto, nos encontramos con una presión adicional sobre elsector vial, tanto en los aspectos urbanos como rurales, que reclamasoluciones de capacidad y mejoras en la infraestructura vial, queespecialmente podría ser morigerada en los aspectos urbanos si seoperara más activamente sobre el transporte público de pasajeros.Para explicitar este proceso de inversión, tal vez deberíamospreguntarnos: ¿cómo se hubiera perjudicado el país si este incrementofenomenal de transito y cargas se hubiera dado manteniendo laspolíticas restrictivas de la inversión?Debemos celebrar la asignación de mayores recursos a la inversiónvial y el inicio de un proceso de racionalidad en el manejo de éstas,que permitió atacar simultáneamente los aspectos generales delmantenimiento del capital existente y la instalación de una políticade repavimentación, el completamiento de proyectos inconclusosdurante años y la respuesta al crecimiento del país.

La pavimentación de 4.000 km. de la red Nacional, mejoras en las Redes Provinciales, la duplicación de los kilómetros existentes concategoría de Autopista y Autovía, y el avance de obras que entregaranuna gran cantidad de kilómetros de duplicaciones de caminos nospermitirán la puesta en funcionamiento de un red de más de 4.300kilómetros de esta categoría de caminos.

Hemos avanzado mucho, pero aun debemos lograr un sistema detransporte más eficiente, que fomente la intermodalidad y el desarrollode los diferentes modos de transporte, de forma tal de aprovechar lasventajas y complementariedades de cada uno de ellos.La importancia de constituir el sistema de transporte carretero, elcentro de gravedad del sistema de transporte de país, obliga adesarrollar una acción que fomente la complementariedad con elmodo ferroviario y fluvial de manera de potenciar a todo el sistema detransporte de mercancías y personas en su conjunto.

Por ello entendemos que iniciamos esta década con el aprendizajedel pasado reciente, que ha demostrado los beneficios económicosy sociales de haber mantenido altos niveles de inversión en el centrode gravedad del sistema de transporte, que también alcanza al restode los modos de transporte.

Hoy el sector se encuentra frente a nuevos desafíos, que nosobligan a un salto de calidad en la elección y ejecución de lasinversiones, consolidando un umbral más alto de inversiones,sabiendo que continuara el crecimiento y por ende la demanda sobrela infraestructura que le sirve de apoyo.

Hemos avanzado con inversiones menores al 0,4% del Producto brutoa cerca del 1%. Avanzar hasta el 1,5% del Producto Bruto Nacionalen el sector vial es hoy una necesidad que permitirá abastecer ala economía del país de caminos transitables y seguros, así comoasignar montos similares para los otros medios de transporte, enespecial al ferrocarril.En el estudio de crecimiento que la Asociación elaboro para estadécada, con un horizonte de inversión vial y ferroviario adecuado yprudente, y asumiendo ese nivel de inversiones podríamos generaruna nueva revolución en el campo del transporte.

Es necesario comprender que todos los modos deben crecer eninversión de forma tal de ofrecer a la sociedad sistemas racionalesde transporte para que ésta se oriente hacia la más conveniente.En ese sentido luego de resolver los pasivos atrasados por ladesinversión tanto de mantenimiento como de desarrollo de proyectosnecesarios, planear esta integración de los modos de transporte yproveer de infraestructura que abastezca a la demanda de cargas,a los nuevos desarrollos productivos, y a la integración nacional einternacional , evitando los sobrecostos de congestión, deberían serlos fundamentos de este nuevo y creciente ciclo de desarrollo de lainversión en infraestructura.Tal como es su tradición, nuestra Asociación es optimista en la tomade conciencia de la importancia del transporte y su infraestructura,por lo que creemos que esa toma de conciencia debe expresarse enuna creciente tendencia hacia altos niveles de inversión y racionaleselecciones de proyectos.Seguramente falta mucho para ofrecer un sistema que opere comotal, aun cuando las inversiones en la red en esta primera etapa, hanservido de apoyo a la producción en general y han acompañado esteimportante incremento de tránsitos y cargas que debe soportar lamisma.

Es importante tener en cuenta que nuestro país necesita delinear unared troncal equilibrada y distribuida a lo largo y ancho del territorionacional que permita un crecimiento homogéneo y equitativo de lavialidad a largo plazoLa planificación de una red vial troncal de jerarquía, extendida en elterritorio nacional con criterios que, si bien incluyen a la demandade transporte, también van más allá y obedecen a consideracionesgeopolíticas, estratégicas y de desarrollo productivo; permitirá hacercrecer dicha demanda hacia zonas hoy carentes de infraestructurade modo de inducir, en ese punto, el desarrollo progresivo de unared secundaria alimentadora.

Dicha red secundaria no solo alimentarácon tránsito a la red primaria sino que está última crecerá a partir de laincorporación progresiva de tramos de la red secundaria, garantizando,de este modo, un desarrollo armónico de la infraestructura queinduzca a su distribución territorial equitativa y abarcativa .Tal como la Asociación Argentina de Carreteras sostiene desde haceaños, así como debe darse un marco adecuado a la planificación delas acciones sobre la red vial, debemos conservar la red existentemejorando sus estándares. Debemos completar aquellos proyectosinconclusos en periodos de baja inversión y ajuste, y por otraparte considerar que el sistema vial sufre el positivo embate de lasconsecuencias de un crecimiento extraordinario de las produccionesnacionales.

El importante esfuerzo que implica la inversión en la Red Nacional,debería estar acompañado por una definición de pautas básicas demantenimiento de las diferentes redes provinciales, y la búsquedade un esquema provincial o conjunto de financiamiento de estasoperaciones, de forma tal que todo el sistema vial sea coherente ensus políticas y sus inversiones. 

Junto a ello aún debemos desarrollar una política activa y sistemáticade mejora de los caminos terciarios, que tal como reiteramos desdehace años son básicos para el desarrollo de las actividades primariasdel país.En cuanto a los proyectos en marcha para completar corredores yvinculaciones incompletas, pueden observarse obras que completan lared vial a lo largo y ancho del país, desarrollando proyectos demoradoso nuevas necesidades. Asimismo un conjunto importante de obrasen las redes provinciales y accesos a ciudades ha armonizado lavinculación entre las redes, y en ello es muy importante la acciónemprendida por la Dirección Nacional de Vialidad.Ha habido también una respuesta al desafío adicional relacionadocon la necesidad de ampliación de capacidad de corredores que yaestaban superados al inicio de esta década, y de otros que por elfuerte desarrollo de las políticas activas han generado un crecimientoespectacular del tránsito que hoy incide en la necesidad de operarsobre la concreción de estas acciones.

En este aspecto cabe destacar que no todos los problemas decapacidad se resuelven con duplicaciones , autovías o autopistas,sino que hay un conjunto de acciones que pueden contribuir a dichamejora, especialmente atendiendo a la propia especificidad deltransporte en la Argentina, que por su distribución de población comopor el esquema de transporte de mercaderías, no tiene la necesidadde una red integral de Autopistas, sino la búsqueda de la soluciónnecesaria y racional en el momento en que la demanda y la política dedesarrollo de cada tramo de ruta lo amerite y con la solución técnicamás rentable social y económica.

Estos criterios racionales determinan la necesidad de efectuarinversiones con rentabilidad social económica de corto y medianoplazo, de modo tal que la ventajas reproductivas de la inversión puedanservir de base a futuros desarrollos del sistema de transporte.

Para ello es muy importante trabajar sobre parámetros claros que estándefinidos técnicamente en el mundo, pero adaptados a la Argentinade hoy. En ese sentido trabajar estudiando la capacidad futura en elmediano plazo de nuestros caminos en función de la composición deltránsito, en cuanto a camiones y vehículos livianos y al desarrollo deproyectos productivos en la zona de influencia, nos va a determinarpotenciales niveles de tránsito de aquí a muchos años.Debemos destacar el esfuerzo de la Dirección Nacional de Vialidad,que ha retomado su carácter de entidad rectora de la actividadvial y ha logrado una acción mancomunada con las provincias y losmunicipios.Hemos compartido una charla con el Ing. Periotti, Administrador dela Dirección Nacional de Vialidad, donde se analiza este proceso ylas perspectivas para el futuro a la luz del pensamiento de dichaRepartición. Una serie de imágenes de obras viales significativasilustran la nota.Nos quedan muchos caminos para hacer, unir definitivamente alpaís, generar las obras urbanas de circulación que este siglo plantea,modernizar nuestra red principal de caminos , definir una política decaminos rurales, en síntesis dar un salto de calidad de nuestras callesy caminos para servir al país y a sus habitantes. Calidad que contieneel compromiso con la seguridad vial en sus diversos aspectos, temasiempre presente en la Asociacion, y consecuentemente en nuestrapublicación.Se incluye también en esta edición el lanzamiento del XVI CongresoArgentino de Vialidad y Tránsito a desarrollarse en Córdoba en octubrede 2012, que sin duda será tema central de próximas publicaciones.Otro de los eventos que se promociona y donde la Entidad esprotagonista principal es el III CISEV-Congreso Iberoamericano deSeguridad Vial, a desarrollarse en Colombia el próximo año.Un recuadro destacado muestra la celebración del 59º Aniversariode la fundación de la Asociación y el reconocimiento a empresas,instituciones y socios que nos acompañan desde hace más de 50años.Por ello en nuestras páginas, reflejamos el accionar de todo elsector vial, y también, aspiramos a ser un vehículo de conocimiento ytransferencia tecnológica.

En particular esta edición presenta una serie de artículos relacionadocon la Gestión de Puentes, los Riesgos de los mismos y un conjuntode artículos de desarrollo técnico, que mantiene esta idea detransferencia desarrollada en los más de 200 números de la RevistaCarreteras.Aspiramos a que este día del Camino recuerde la profundamodificación del panorama vial y del transporte del país, y en lacontinuación de estos criterios, el inicio de un ciclo que consolide ymodernice definitivamente nuestra infraestructura del transporte.

Finalmente vaya un cálido saludo, en el Día del Camino a todos losmiembros de la comunidad vial y del transporte que con su aportey esfuerzo hicieron, hacen y continuaran haciendo grande a nuestro país.

 

REVISTAS ANTERIORES
Julio 2017
Edición Nº 226
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Abril 2017
Edición Nº 225
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Diciembre 2016
Edición Nº 224
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2016
Edición Nº 223
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2016
Edición Nº 222
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Marzo 2016
Edición Nº 221
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Diciembre 2015
Edición Nº 220
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2015
Edición Nº 219
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2015
Edición Nº 218
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Abril 2015
Edición Nº 217
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Ver revistas anteriores


  Av. Paseo Colón 823 7° Piso (C1063ACI) Buenos Aires - Argentina - Tel./fax: (+54-11) 4362-0898 (líneas rotativas)
secretaria@aacarreteras.org.ar - www.aacarreteras.org.ar
© Asociación Argentina de Carreteras 2017. All rights reserved.