Home Login Contacto  

 
Revista Carreteras
Documentos Técnicos
Newsletters
Estadísticas del Sector
Estudios y Trabajos
Biblioteca A.A.C.
 
Revista Carreteras

Abril 2013
Edición Nº 209
“Por más y mejores caminos”


Descargar versión PDF

ÍNDICE

  • Nota Editorial
  • Próximos Eventos
  • Evolución y Perspectivas de la Infraestructura Vial
  • Actividades del Comité Nacional Argentino de la Asociación Mundial de la Ruta
         Actividades desarrolladas en el Comité Ejecutivo de la Asociación Mundial de la Ruta
  • Reportajes Realizados durante el XVI CAVyT
        Palabras del Ing. Hugo Testa
        Reportaje al Ing. Gordon Keller
        Palabras del Profesor Ram Pendyala
  • Conferencias Especiales Presentadas durante el XVI CAVyT
         Mito y Realidad en la Búsqueda de los Beneficios ...

  • Reportajes Expovial Argentina 2012
         Stand de la Provincia de San Juan

  • La IRF puso en marcha El Comité de Asuntos Latinoamericanos
  • Becas de la IRF 2013
  • Reportaje al Sr. Carlos Rubio Arévalo
  • Reportaje al Sr. Jorge Minteguiaga y al Sr. Pedro Vidal Matamala
  • Conferencias Especiales
  • Caminos Rurales: Síntesis de una de las presentaciones ...  
         Caminos Rurales: La deuda interna   
  • Reportaje al Sr. Ignacio Eguiara Garay
  • Reportaje al Prof. Univ. Sr. Klaus Banse
  • Breves

    TRABAJOS TÉCNICOS

  • Sistemas de Control de Pesos y Dimensiones con Tecnología ITS

  • Desarrollo Innovador de un Equipo para la Clasificación de Vehículos Utilizando Lazos Inductivos

  • Problemáticas de los Pasos a Nivel del AMBA desde el Punto de Vista del Tránsito Vial y del Transporte Público Ferroviario. Propuestas de Solución en el Corto y Mediano Plazo

  • Efecto de Carriles de Sobrepaso en Topografía Serrana sobre las Velocidades de Operación

  • Inserción de las Nuevas Tecnologías y Políticas de Inversión ITS en el AMBA

    DIVULGACIÓN

  • Investigación de Campo: Pre-fisuración de las Bases de
    Suelo-Cemento para Reducir las Fisuras Reflejas

EDITORIAL
CONTINUAR Y NO DESANDAR EL CAMINO

Por el Lic. Miguel Salvia

En general, la finalización de un año y el inicio de uno nuevo representa una oportunidad propicia para analizar el pasado y el futuro a la luz del presente que nos toca vivir.

En este caso particular nos parece oportuno remarcar la situación por la que el país y la actividad vial y del transporte transitaban 10 años atrás. En ocación del Día del Camino 2002, expresábamos la profunda desazón por la situación y el deterioro del sector.

Pero a partir de 2003, un cambio de paradigma en la consideración de la inversión pública como actividad reproductiva posibilitó el crecimiento de los niveles de inversión del sector vial y del transporte en general.
Pasamos de discusiones estériles sobre grandes planes de inversión, irrealizables entre 1999 y 2003, al inicio de un proceso de reconsideración de la inversión en caminos e infraestructura de transporte.
Los crecientes niveles de inversión iniciados por el sector público nacional, y continuados con mucho esfuerzo por las administraciones provinciales, dieron comienzo a un proceso de licitaciones a lo largo y ancho del país para continuar proyectos demorados, volviendo a criterios de mantenimiento y conservación de la red, con una relativa coordinación entre los planes nacionales y provinciales.

A la luz de esa tendencia, las empresas del sector golpeadas por la crisis del 1998 al 2002, volvieron a creer y se reequiparon para encarar el proceso que se vislumbraba, aunque tal vez no lo suficiente para mantener en el tiempo esta tendencia. También las empresas constructoras y consultoras renovaron y capacitaron a sus planteles, con ciertas limitaciones habida cuenta de las experiencias fallidas del pasado.
Los organismos del estado también vivieron este proceso, que los enfrentó a resolver los problemas concretos que la situación del país generaba, y debieron hacer frente a la necesaria reingeniería de sus organizaciones, tarea aún inconclusa, si es que queremos mantener  altos niveles de producción y servicio.
La incredulidad inicial y la posterior convicción de la generación de un proceso sostenido en el tiempo dio lugar a un cambio en el accionar de todos y a la necesidad de desarrollar nuevos métodos constructivos y de gestión, todavía con escaso resultado.
Este proceso de pasivos demorados se enfrentó además con un inusual crecimiento del tránsito tanto liviano como pesado, en valores que superaron el impresionante crecimiento del producto bruto interno de esta década.
A los desafíos iniciales de mejorar el mantenimiento de las redes, desarrollar los proyectos inconclusos y los planes que requería la nueva realidad, se le fueron incorporando como  derivados el incremento de tránsitos, especialmente de pesados. El crecimiento del mercado interno, los productos agropecuarios y la construcción representan consumidores del tipo “camión intensivo”, por la falta de un sistema ferroviario, que no logra aumentar fuertemente sus cargas.

La extensión de nuestra red de caminos, y la correcta decisión de invertir simultáneamente en todo el país, hizo que  la visualización del volumen de obras no se comprendiera en su totalidad. Ello fue  fomentado por una visión urbana de los comunicadores, que sostenían que el mal estado de la red, los problemas de la misma y los accidentes producidos estaban siempre relacionados.

Tal vez al sector le faltó una acción de comunicación  activa que remarcara una y otra vez la importancia del camino.  La visión interurbana de nuestra red de caminos enmarcada en una gran población cercana a los centros urbanos de Buenos Aires y las principales ciudades del país, necesita no solo transitar cómodamente, sino también que el resto de la red interurbana opere como tal, acercando productos y servicios, mejorando la economía y reduciendo sus costos.

Más allá de esta visión urbana de la realidad, entendemos que la enorme inversión ejecutada ha mejorado la red en términos globales, como así también  la seguridad vial de nuestras rutas y  ha permitido enfrentar el crecimiento del tránsito y del parque automotor del país, con valores inéditos.

En el Día del Camino de 2011 nos preguntábamos ¿qué hubiera sido de la economía del país si se hubieran mantenido los niveles de inversión de la infraestructura del transporte de períodos anteriores?

Nos queda mucho por hacer, pero también entendemos que nos queda  mucho por aprender de este período y mejorar en el futuro, evitando las tendencias a desandar lo hecho y por el contrario profundizar los niveles de inversión y especialmente sus contenidos.

En estas páginas relatamos la reunión del Comité Ejecutivo de la Asociación Mundial de la Ruta en los Estados Unidos. Tal como es habitual, el Administrador  General de la “Federal Highway Administration”, Víctor Méndez, hizo una presentación con las políticas y los problemas que enfrentaba su gestión.

Resulta interesante resaltar dos aspectos; uno de ellos es poner el centro de la gestión y las decisiones en el usuario final de los caminos. Allí, las decisiones, los tiempos de ejecución y la calidad son vitales. Por otro lado, la necesidad de generar procesos de innovación tecnológica, que deben abarcar no solo al Estado sino a todos quienes pertenecemos a este sector.

Esta visión de una red superior a la nuestra en un extenso país, con problemas  de mantenimiento y de reclamos sociales como los nuestros,  nos hace pensar que  debemos encarar una nueva etapa de  inversión que  continúe la tarea con un apreciable salto de la calidad.
Porque si no lo hacemos, esta idea de los economistas y comunicadores, que la inversión no sirve o no se ve, ganará adeptos y volveremos a la situación anterior, donde hablábamos de grandes proyectos pero la inversión básica disminuía y el sector se descapitalizaba.

El gran volumen de obras encarado nos sorprendió a todos, pero es necesaria una planificación técnica y financiera de las obras, pensando en el servicio al usuario, con reducciones en el tiempo de ejecución, que implica redeterminaciones de precios, modificaciones de obras y muchos elementos que, a la larga, conspiran contra la necesidad de una inversión sostenida.

Los tiempos de la planificación, de la elaboración de proyectos, de la revisión de los mismos y de la ejecución de las obras son vitales para poner al usuario en el centro de nuestra gestión. En el fondo, son elementos al servicio de la economía y no de ningún sector o empresa en particular.

Ello nos va a permitir adecuarnos financieramente y dar un margen de seguridad en la ejecución de las obras, más allá de entender las situaciones coyunturales que inciden aquí y en todas las economías mundiales.

Precisamente en la reunión mencionada se hizo un análisis de la situación global en cuanto a las inversiones en infraestructura, resaltando con preocupación la baja en dichas inversiones. En la medida en que este fenómeno se prolongue en el tiempo, generará una baja en la calidad del servicio.

Precisamente la aplicación de un modelo  de ajuste, como el generado en América Latina luego de la crisis de la deuda de 1982, privilegiando ésta en detrimento de la inversión, generó la llamada “década perdida” en infraestructura, con costos que aún estamos pagando y generando una brecha en infraestructura con otras regiones del mundo.

En ese sentido debemos tener conciencia en el mundo en que nos encontramos, aún cuando esa visión del ajuste  ya fue aprendida en nuestros países y todos ellos apuntan al desarrollo de la inversión reproductiva en infraestructura.
No nos cansaremos de insistir en políticas permanentes de mantenimiento y conservación que aumenten la vida útil de los caminos e impidan deterioros acelerados, producidos  tanto por fallas en la calidad de ejecución como por un incontrolado exceso de cargas.
Con la comprensión de la situación mundial, pero con la importancia de mantener altos niveles de inversión,  racionalizando aún más las decisiones, mejorando la calidad y los tiempos de la inversión, es que debemos encarar una acción sostenida en todos los niveles para evitar desandar lo bueno y procurar una mejora para los próximos años.

La importancia de las mejoras en la calidad y en la incorporación de las más avanzadas prácticas en el mundo vial, es la razón que impulsa a la Asociación Argentina de Carreteras a participar en las diferentes instituciones técnicas internacionales, de las que damos cuenta en este número.

También lo es la realización de nuestro Congreso de Vialidad y Tránsito, como el realizado en Córdoba en octubre pasado, del que seguimos incorporando  diferentes testimonios, conferencias especiales y trabajos técnicos distinguidos.
Todas estas participaciones y esfuerzos  están abiertas al sector que debe saber que si no generamos un salto de calidad, retrocederemos y volveremos a situaciones de décadas anteriores, y entonces perderá el país y perderemos todos: organismos, empresas y ciudadanos.

Estamos absolutamente convencidos de la necesidad de  reducir la brecha en infraestructura con otras regiones del mundo que han crecido en las últimas décadas. Nos falta mucho por hacer, mucho por aprender: generar un sistema homogéneo de transporte racional, donde nuestra red vial, nacional, provincial y rural se integren ordenadamente, lo que nos permitirá, con aportes financieros adecuados, mejoras institucionales, calidad empresaria e innovación,  tener una red acorde a las necesidades de nuestra economía y sus habitantes.

En esta edición, con especial énfasis en el aspecto internacional, también se ven reflejadas informaciones del ámbito local, destacándose la inauguración de rutas, la invitación a proponer obras a distinguir en el Día del Camino, el ofrecimiento de becas de estudios, el tratamiento de caminos rurales y, como es habitual, la sesión técnica que en esta oportunidad contiene trabajos distinguidos en el XVI Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito.

Al cierre de esta revista se ha producido un hecho trascendental como es la elección del Cardenal Bergoglio como Papa. Francisco es el primer americano en alcanzar tal dignidad.  Deseamos  que el Papa Francisco guíe al pueblo argentino y al mundo entero por un camino de paz y concordia.

 

REVISTAS ANTERIORES
Octubre 2017
Edición Nº 227
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2017
Edición Nº 226
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Abril 2017
Edición Nº 225
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Diciembre 2016
Edición Nº 224
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2016
Edición Nº 223
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2016
Edición Nº 222
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Marzo 2016
Edición Nº 221
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Diciembre 2015
Edición Nº 220
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2015
Edición Nº 219
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2015
Edición Nº 218
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Ver revistas anteriores


  Av. Paseo Colón 823 7° Piso (C1063ACI) Buenos Aires - Argentina - Tel./fax: (+54-11) 4362-0898 (líneas rotativas)
secretaria@aacarreteras.org.ar - www.aacarreteras.org.ar
© Asociación Argentina de Carreteras 2017. All rights reserved.