Home Login Contacto  

 
Revista Carreteras
Manuales
Newsletters
Estadísticas del Sector
Estudios y Trabajos
Biblioteca A.A.C.
 
Revista Carreteras

Julio 2014
Edición Nº 214
“Visión Cero”


Descargar versión PDF

ÍNDICE

  • Nota Editorial
  • Próximos Eventos
  • Asamblea General Ordinaria  
  • Día de la Seguridad en el Tránsito
  • Jornada de Seguridad Vial en Paraná, Entre Ríos
  • Foro “Movilidad Sustentable”
  • Reportajes realizados durante el foro
  • Invitación a proponer Obras Viales 
  • Consejor Vial Federal 
  • Visita Internacional Uganda National Roads Authority
  • Ampliación de la Avenida General Paz 
  • Autopista Presidente Perón 
  • Se inauguró prolongación de la Autopista Illia 
  • Bitrenes en Argentina 
  • Pre-XVII Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito 
  • Conferencia especial del Ing. André Brotó
  • Breves

TRABAJOS TÉCNICOS

01. Legibilidad, consistencia y siniestralidad en Rutas Nacionales de la Provincia del Chaco
02. Comportamiento de vehiculos pesados en pendientes ascendentes
03. Modelo dinámico para determinar la eficiencia de distintos geosintéticos usados como anti-reflejo de fisuras
04. Parámetros comunes para la evaluacio?n de proyectos viales

page3image9760
page3image10032
page3image10304
page3image10576
DIVULGACIÓN

01. Cuartas potencias, leyes de fatigas y algunas consideraciones sobre ello
02. Los nuevos diseños de barreras de seguridad caen ante el primer obstáculo

   


EDITORIAL
HACIA UN NUEVO HORIZONTE EN SEGURIDAD VIAL
por el Ing. Guillermo Cabana

Hace poco más de un mes nuestra asociación tuvo su asamblea anual, como se informará detalladamente en esta edición. No fue una asamblea más, ya que nuestro estatuto exigía la elección de un nuevo presidente.

Después de 10 años de gestión ininterrumpida, el Lic. Miguel Salvia decidió dejar la conducción de nuestra querida asociación. Seguramente no ha sido una decisión fácil para quien dedicó 10 años de su vida con pasión a esta tarea.

Tarea que no pasó ni pasará desapercibida, pues su iniciativa y su trabajo sin des- canso han posicionado a nuestra asociación en un lugar destacado en el ámbito vial y del transporte, tanto a nivel local como regional y mundial.

Hoy nuestra asociación es un miembro activo, tanto en la International Road Federation (IRF), como en la Asociación Mundial de la Ruta (AIPCR-PIARC), siendo nuestro presidente saliente miembro del Comité Ejecutivo de esta última.

Profesionales convocados por la asociación participan activamente en todos los comités para elaborar los documentos que se tratarán en el congreso mundial en Seúl en 2015.

Las actividades de la asociación se han multiplicado y abarcan diferentes aspectos del quehacer vial y del transporte, habiendo asumido -a solicitud de la Dirección Nacional de Vialidad- el rol de Comité Argentino de la Asociación Mundial de la Ruta (AIPCR-PIARC).

Además, los Congresos Argentinos de Vialidad y Tránsito, que organizamos cada cuatro años en conjunto con el Consejo Vial Federal y la Dirección Nacional de Vialidad, han tomado un carácter regional, que convoca a numerosos profesionales de nuestro continente.

Es decir, hemos asistido a una etapa que podemos definir como refundacional.

El compromiso que hoy asumimos en este primer contacto es continuar en la misma línea, llevando adelante nuestro lema, Por más y mejores caminos, colaborando con los agentes viales y del transporte en procura de este objetivo.

La mejora de los diseños de las rutas, su construcción y mantenimiento, serán una preocupación constante para nuestra asociación. Así como hemos desarrollado el Manual de Señalización Horizontal, continuaremos trabajando en el Manual de Señalamiento Vertical y toda otra acción tendiente a generar mejoras en la seguridad en el tránsito.

Nuevas previsiones para el diseño de carreteras serán temas a tratar este año, así como el desarrollo de acciones concretas de seguridad a través de la recientemente creada Comisión de Seguridad Vial en el marco de esta asociación.

Ya en este número describiremos lo realizado en el marco de los actos recordatorios del Día de la Seguridad en el Tránsito, tanto el 10 de junio en Buenos Aires como el 17 de junio en Paraná, invitados por el Consejo Vial Federal. Allí lanzamos el concepto de Visión Cero, la nueva filosofía para atacar el flagelo de los muertos y heridos en hechos de tránsito. Visión Cero nos compromete a todos y nos lleva a plantear un nuevo escenario para la actividad vial. 

Excelentes expositores han analizado el tema de la seguridad vial desde los distintos aspectos. Contamos para ello con el acompañamiento de la Cámara Argentina de Consultores de Ingeniería, que se ha adherido a nuestro acto en forma activa y aportó valiosos disertantes.

Por un lado, hemos visto que es necesario ejercer una rigurosa vigilancia sobre la señalización de nuestras rutas y calles para que se ajusten al sistema de señalamiento vial uniforme que consagró la Ley 24.449. Esta vigilancia debe llevarse a cabo por parte de las vialidades, que deberán ser las que determinen el tipo de señal a colocar.

Además, se debe realizar una divulgación más amplia de la norma vigente, para evitar apartarse de ella.

Pero también fue motivo de análisis la calidad y el estado de los pavimentos y su incidencia en la seguridad, así como la importancia del mantenimiento vial. Las mejoras en las carreteras, para consagrar el carácter de carreteras indulgentes, deben considerarse como una necesidad impostergable.

Hemos visto también, en estas jornadas, el costado de la accidentología desde el punto de vista médico y de la justicia de faltas. Pudimos observar cómo las mejo- ras en las carreteras, tales como la transformación de una ruta en autovía, si bien son cambios necesarios no indican forzosamente una disminución del número de accidentes.

En un análisis sobre la realidad accidentológica de la recientemente convertida en autovía Ruta Nacional 14 “José Gervasio Artigas”, pudimos ver cómo se pudo constatar una duplicación del tránsito y se registró un aumento en la cantidad de accidentes. Sin embargo, disminuyó notablemente la cantidad de muertos y heridos graves.

Visión Cero es una filosofía de vida, una nueva forma de encarar el flagelo de la

inseguridad en las rutas. Tomando como base la resistencia del cuerpo humano a las acciones mecánicas, determina que el Estado debe garantizar la transitabilidad, priorizando la inexistencia de muertos y heridos graves mediante un cúmulo de acciones que así lo haga posible, ya que el usuario es incapaz de proveerse de todos los elementos que requiere para circular seguro.

Es el Estado, mediante todos sus actores, el que debe garantizar ese medio seguro a través de mejores caminos que, aun ante el error del conductor, no generen un daño grave y que a partir de una vigilancia sobre los vehículos, se garanticen los elementos y condiciones de seguridad necesarios.

También es crucial que desde los organismos de contralor se tomen las medidas necesarias para evitar las infracciones que atentan contra la seguridad propia y la de los demás conductores.

Hemos contado con la presencia de múltiples actores del quehacer vial en estos eventos: funcionarios, técnicos, profesionales, educadores, médicos, miembros de organizaciones civiles vinculadas con el tema. Sin embargo, no ha habido participación de un sector clave en este tema: los agentes de control de tránsito.

Quizás no los hemos sabido convocar. Pero es imprescindible que a estos foros de di- fusión y debate se sumen cuanto antes aquellos que desempeñan o deben desempeñar un rol fundamental en la seguridad. Agentes municipales, Policía, Gendarmería deberían en el futuro ser parte activa en este tipo de encuentros.

En este orden de cosas, debemos analizar el problema del tránsito en su conjunto. No podemos dejar de considerar los aspectos que hacen a la seguridad, pero también debemos atender con eficiencia la fluidez del tránsito. Es menester atacar

el problema en forma integral, de forma tal de contar con planes que permitan garantizar ambos aspectos.

Cada acción sobre nuestras rutas y calles tiene una incidencia determinante sobre estas dos facetas y no pueden ser desarrolladas anárquica e individualmente. Debe existir un diseño adecuado de cada elemento colocado sobre la ruta, con un análisis técnico que permita determinar las mejores soluciones.

La demarcación, la señalización, la semaforización deben ser todos elementos que claramente indiquen al conductor una conducta a seguir y ser objeto de un adecuado proyecto y planificación. Los mensajes claros, oportunos y racionales deben ser la norma.

El comportamiento depende de esas normas y por ello éstas deben ser racionales y permitir en todo momento los desplazamientos ágiles. Las restricciones abusivas suelen ser desoídas y con ello las indicaciones de las señales empiezan a parecer de cumplimiento opcional. La racionalidad en los mensajes es indispensable para lograr seguridad y fluidez.

En una nota damos cuenta de la con- creta posibilidad de circulación de los llamados bitrenes en nuestro país, habilitados por el decreto 574/2014. Al respecto, debemos decir que esperamos que la incorporación de este tipo de vehículos a la actividad del transporte carretero se dé en un marco normativo que garantice la seguridad de los vehículos, los dote de las mejoras tecnológicas necesarias, y que su circulación se atenga a las condiciones que el órgano vial nacional -rector de la actividad- establezca.

En otro orden de cosas, el pasado mes de abril recibimos en nuestra asociación a una delegación de la Autoridad Vial de Uganda. Este pequeño país africano está trabajando junto al Banco Mundial, a quien pidió asesoramiento sobre las mejores formas de mantener sus redes. La República Argentina fue señalada como un ejemplo adecuado. Así fue que, a través de la International Road Federation, nuestra asociación se convirtió en anfitriona de esa delegación de funcionarios de alto nivel de la vialidad de ese país.

Junto con la DNV, se confeccionó un pro- grama donde se les informó de los distintos sistemas de conservación adoptados. Fue- ron dos jornadas de intercambio interesan- tes, y los visitantes se llevaron un completo panorama de lo que ocurre en nuestras latitudes, pero también nos dejaron la satisfacción de que, con todas las limitaciones que a veces sufrimos y las falencias que aún detectamos, en el aspecto del mantenimiento podemos mostrar resultados poco usuales para países en vías de desarrollo.

Nuestro país ha tenido un desarrollo sostenido en los últimos años, que ha generado la duplicación del volumen de tránsito en nuestras rutas. Junto con ello, se ha incrementado notablemente el número de vehículos en circulación, superando los 10 millones, con un patentamiento en el último año cercano al millón de unidades. Esto quiere decir que, solo el último año, se han sumado a la circulación casi un millón de vehículos nuevos.

Si a ello le sumamos el hecho de que el treinta por ciento de la población de nuestro país se concentra en una superficie muy reducida de menos del uno por mil de la superficie total, nos encontramos con una demanda difícil de atender. En función de ello, destacamos en esta edición algunos aspectos salientes de la actividad vial. Se han inaugurado en este mes dos obras de escasa longitud pero de una profunda significación para el esquema circulatorio en el Gran Buenos Aires.

Damos cuenta de la ampliación de la capacidad de la Av. Gral. Paz, en su primera etapa, partiendo desde el Acceso Norte hacia Av. Constituyentes, obra que no solo incrementó la cantidad de carriles sino que además sumó un intenso trabajo de ingeniería, al resolver los accesos y egresos con mucha mayor eficiencia. Realmente una obra moderna en su diseño, que esperamos resuelva los problemas del tránsito de manera más eficaz.

También celebramos la prolongación de la Autopista Illia en su salida hacia el norte, lindando con el aeroparque metropolitano, obra que permite una salida franca hacia la Avenida General Paz desde el centro porteño, a través de la Av. 9 de julio. Es, sin duda, una obra de importancia para conectar racionalmente el mayor acceso a la capital.

Ambas obras dan respuesta a un exigencia de miles de usuarios que verán sensible- mente mejorados sus tiempos y condiciones de viaje.

En este sentido, creemos que si bien esas obras de mejora de capacidad son una res- puesta al problema de la congestión, sería necesario encarar otro tipo de acciones, ya que la ampliación de capacidad siempre tendrá un límite físico que no podremos superar.

Y para pensar y dar respuesta a esos desafíos, desplegamos también en esta edición el resultado del foro de discusión sobre movilidad sustentable, organizado conjuntamente con la Sociedad Argentina de Ingeniería de Tránsito en la Universidad Nacional de La Matanza, con la participación de esa casa de estudios y también del municipio.

En ese espacio vimos como acciones tales como la creación de carriles exclusivos para el transporte de pasajeros son una solución práctica aplicable, y que hay di- versas acciones que se pueden desplegar para priorizar el uso del transporte colectivo en detrimento del automóvil particular. El concepto de metrobus o BRT parece extenderse a otras regiones y ello contribuirá sin duda a beneficiar el tránsito.

Pero, además, parece necesario encarar acciones que sin ser de la magnitud de las obras descriptas anteriormente, también generen mejoras en la transitabilidad de las áreas urbanas.

Creemos que es impostergable un plan interjurisdiccional o intermunicipal de jerarquización de avenidas urbanas, dotándolas de mejoras que las conviertan en ágiles vías de circulación.

Estos y muchos otros temas formarán parte de nuestra agenda en camino hacia nuestro futuro Pre-XVII Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito, a realizarse del 3 al 6 de noviembre de este año en el Hotel Panamericano de Buenos Aires, al cual desde ya los estamos convocando.

Esperamos que ese encuentro nos dé la posibilidad de plantear mejoras para el futuro del tránsito y el transporte en nuestro país, como asimismo de generar nuevas y mejores obras y mayor seguridad para nuestros usuarios.

El contenido de esta edición renueva el compromiso de la Asociación Argentina de Carreteras con la seguridad vial, reiterando, una vez más, que es una responsabilidad compartida por la sociedad de la que todos formamos parte y también las autoridades en sus distintas jerarquías.

Hasta la próxima edición

 

REVISTAS ANTERIORES
Diciembre 2016
Edición Nº 224
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2016
Edición Nº 223
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2016
Edición Nº 222
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Marzo 2016
Edición Nº 221
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Diciembre 2015
Edición Nº 220
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2015
Edición Nº 219
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2015
Edición Nº 218
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Abril 2015
Edición Nº 217
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Diciembre 2014
Edición Nº 216
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2014
Edición Nº 215
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Ver revistas anteriores


  Av. Paseo Colón 823 7° Piso (C1063ACI) Buenos Aires - Argentina - Tel./fax: (+54-11) 4362-0898 (líneas rotativas)
secretaria@aacarreteras.org.ar - www.aacarreteras.org.ar
© Asociación Argentina de Carreteras 2014. All rights reserved.