Home Login Contacto  

 
Revista Carreteras
Manuales
Newsletters
Estadísticas del Sector
Estudios y Trabajos
Biblioteca A.A.C.
 
Revista Carreteras

Octubre 2010
Edición Nº 199
“Día del Camino 2010”


Descargar versión PDF

INDICE

• Editorial: LA CONSOLIDADCIÓN DE LA INVERSIÓN VIAL
• Próximos eventos
• Institucional: SE CELEBRÓ EL DÍA DEL CAMINO
• Reportajes: DÍA DEL CAMINO
• Institucional: IMÁGENES DE UN DÍA MEMORABLE
• Obra vial del Año: READECUACIÓN ACCESO SUR A SAN SALVADOR DE JUJUY POR RUTA PROVINCIAL N°1
• Obra vial Provincial del Año: CONSTRUCCIÓN DE TÚNEL EN LA RUTA PROVINCIAL 24 (EX RN 197), EN LA LOCALIDAD DE JOSÉ C. PAZ
• Obra vial urbana del Año: OBRA RUTA NACIONAL N° 3: TRAMO KM 29.200 - KM 37.860 Y TRAMO KM 37.860 - KM 43.110
• DVBA: "TENEMOS 108 OBRAS EN EJECUCIÓN Y UNA INVERSIÓN TOTAL QUE SUPERA LOS DOS MIL MILLONES DE PESOS"
• Reportaje: FERNANDO ORDUZ BUCKING (BID)
• ESTUDIO DEMOGRÁFICO, MACROECONÓMICO Y PROYECCIÓN DEL TRÁNSITO GENERADO DE LA AUTOPISTA PRESIDENTE PERÓNPor la Lic. Haydee A. LORDI
• 54° ANIVERSARIO PASO GARIBALDI
• Eventos: XII CONGRESO AMERICANO FIA 2010
• Eventos: REUNIÓN DEL COMITÉ C2 "OPERACIONES DE CAMINOS SEGUROS" DE LA PIARC
• INGENIERO OSCAR GUALBERTO GRIMAUX
• UNA SENTIDA PÉRDIDA

TRABAJOS TÉCNICOS

1. ANÁLISIS DE LA OFERTA DE FRICCIÓN EN EL TIEMPO EN VÍAS PAVIMENTADAS DE CHILE
2. DISEÑO DE MEZCLA DRENANTE ELABORADA CON FIBRAS DE CELULOSA
3. EMULSIONES DE IMPRIMACIÓN: SU APORTE EN LA ADHERENCIA
4. ESTUDIO DE LA UTILIZACIÓN DE MATERIAL RECICLADO EN CALIENTE 


EDITORIAL
LA CONSOLIDACIÓN DE LA INVERSIÓN VIAL
por el Lic. Miguel Angel SALVIA

Esta edición de nuestra Revista Carreteras, coincide con dos acontecimientos importantes del sector vinculados al transporte: el Día del Camino y el II Congreso Iberoamericano de Seguridad Vial, que organiza nuestra Asociación. 

Ambos están unidos, porque el desarrollo de la infraestructura está intimamente ligado a las mejoras en seguridad vial, y esencialmente porque se construyen calles y caminos para una correcta operación, que va desde el uso como apoyo al sistema de transporte, como a una eficiente actividad al servicio de los usuarios directos e indirectos, y en ello está el compromiso con la seguridad vial, aún reconociendo que su mejora es una tarea multisectorial. 

Este Día del Camino, tal como se verá en esta edición, festejamos el desarrollo de un año vial de intensa actividad, continuador de un proceso creciente de inversión que nos va permitiendo recuperar el tiempo perdido en el pasado y pensar en un sistema consolidado de inversión. 

Estamos contemplando un proceso de inversión vial intenso, iniciado hace algunos años por el Estado Nacional a través de la Dirección Nacional de Vialidad, y otras dependencias del Gobierno, y continuado por inversiones viales provinciales, a través de los organismos provinciales. Este proceso de inversión que ya lleva varios años y que incluso no se detuvo por la crisis financiera internacional, nos permite analizar la situación del sector, despojado de algunas urgencias básicas que tenía tan solo en el inicio del mismo. Vemos a lo largo y lo ancho del país un conjunto muy importante de obras viales y de mejoras en el sector transporte. Las más de 600 obras en ejecución de la Dirección Nacional de Vialidad, las importantes obras de las vialidades provinciales, incluso un accionar municipal que encara los problemas viales de vinculación de redes, son testimonios reales de este proceso, En este ultimo año hemos visto la continuidad de grandes obras en marcha, el inicio de otras importantes obras y la decisión de seguir invirtiendo de forma tal de mantener niveles de inversión superiores a los de las últimas décadas. Esta red armónica que es la red Vial, muestra hoy obras rurales, obras de vinculación entre las rutas y los centros urbanos, y resoluciones del paso de algunas rutas por los centros urbanos, obras de integración territorial, etc. 

La necesidad de una armonía entre las rutas y los centros poblados ha despertado la necesidad de encarar mejoras en la relación entre ambos segmentos de la red.. Algunas de las obra premiadas en el acto central del Día del Camino, como Obras del Año responden a esta necesidad. 

 También las menciones otorgadas por realizaciones que avanzan sobre dos aspectos claves de la vialidad del futuro: la Innovación Tecnológica en los procesos constructivos, y la Preservación del Medio Ambiente en la ejecución de la obra vial. 

 Todo el sector vial esta avanzando en desarrollar obras amigables con la naturaleza, que mitigan los daños producidos, pero que se incorporan positivamente al entorno social y ambiental en el que están implantadas, dado que las rutas no solo unen pueblos entre sí, sino también a los pueblos con la naturaleza. 

En diversas oportunidades, planteamos la realidad del sector vial atendiendo a tres políticas específicas: lograr una conservación y mantenimiento adecuado del capital existente, completar un conjunto importante de proyectos pendientes y modernizar la red, con mejoras en la capacidad de la misma, e incrementar la seguridad vial. 

En cuanto al primero de los aspectos, el sistema vial de rutas principales, tiene un esquema de conservación y mantenimiento, que si bien es posible mejorar en el caso de las rutas provinciales, permite vislumbrar que se evitaran las roturas prematuras de las últimas décadas. Las políticas CReMa, la transferencia de funciones operativas para el mantenimiento, y la renovación de las concesiones viales nacionales, permiten observar que existe un sistema de gestión específico con financiamiento para cada uno de los caminos de la red nacional. Ese esfuerzo en la Red Nacional, debería ser acompañado por la definición de pautas básicas de mantenimiento de las diferentes redes provinciales, y la búsqueda de un esquema provincial o conjunto de financiamiento de estas operaciones. 

La consolidación de la política de mantenimiento en toda la red implica encontrar un esquema de mantenimiento específico para cada provincia. Planes programa, entre el Estado Nacional y las Provincias, podrían ser un mecanismo adecuado para atacar este problema. 

Subsiste en este esquema sistémico de los caminos la necesidad de mejorar los estándares de mantenimiento de las redes secundarias provinciales y especialmente los caminos terciarios rurales. Si bien hay políticas que apuntan a conseguir financiamiento parcial, para parte de esta Red, esta es una tarea que la vialidad del futuro debe resolver. 

Para los usuarios, y con razón, existe un sistema vial único, y más allá de las diferentes jurisdicciones que comparten el sistema, la defensa y el cuidado del patrimonio de ese sistema requiere acciones coordinadas en todas las jurisdicciones. 

Un aspecto que el sistema no ha logrado erradicar es el de los sobrepesos en las cargas que afectan a los caminos. Este aspecto es básico para el cuidado y durabilidad de la red. Debemos desarrollar un sistema de control de pesos que sea eficiente y que evite el deterioro prematuro de los caminos por un exceso de cargas, que perjudica tanto a los transportistas como a toda la sociedad. Una acción de despliegue inteligente y con eficacia en la operación permitirá generar acciones que tiendan a desalentar a los cargadores y los transportistas a transitar con cargas excedentes a las permitidas. Aquí como en otros aspectos es necesaria una acción permanente, que controle, sancione, y ejecute las multas que la legislación prevé. 

En cuanto a los proyectos en marcha para completar corredores y vinculaciones incompletas, puede observarse obras que completan la red vial a lo largo y ancho del país, desarrollando proyectos demorados o nuevas necesidades. 

Por último la modernización de la red implica desarrollar un conjunto de soluciones que tiendan a resolver los problemas de capacidad de la red, en el momento adecuado, y que por otro lado mejoren la seguridad vial con adecuados diseños. 

Por ello es un momento necesario de pensar el futuro desarrollo del sistema vial, a la luz de los avances de estos años y frente a los desafíos que la producción y toda la sociedad requiere. En ese sentido un conjunto importante de autopistas, duplicaciones de rutas, proyectos en marcha por varios miles de kilómetros, permitirán esa paulatina modernización que atienda a ese enorme crecimiento del tránsito generado en esta década. 

Seguramente falta mucho para ofrecer un sistema que opere como tal, pero las inversiones en la red han servido de apoyo a la producción en general y han acompañado este importante incremento de tránsitos y cargas que debe soportar la misma. 

Hoy es necesario que comencemos a pensar una tendencia de largo plazo, cómo desarrollar el sistema de transporte caminero en la Argentina, consolidando las políticas de inversión en el sector vial. 

Nos resta la consolidación de una política de inversión creciente en el sector vial, asumida por todos los sectores políticos y sociales, que la transforme en permanente, y que no solo complete aspectos faltantes de la red vial, sino también que modernice la misma, con más ampliaciones de capacidad, eliminación de pasos por ciudades, y mejoras en seguridad vial en toda la red. 

Debemos aprovechar el debate que la dirigencia política, económica y social generará en los próximos meses sobre diversos aspectos de la vida nacional. Debemos convencer a todos ellos que la inversión en caminos, altamente reproductiva, debe mantenerse e incrementarse, de forma tal de acompañar y fomentar el desarrollo nacional, y que el corte, o demora de este proceso de inversión, generará un daño al país cuya responsabilidad deberán asumir quienes así lo propongan. 

Queremos resaltar el compromiso de todo el sector caminero con la seguridad vial, apoyando firmemente las acciones de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la Dirección Nacional de Vialidad y todos los organismos competentes. Hoy pensamos las obras con conceptos de seguridad vial, en los proyectos, en la ejecución de las obras, y seguramente en poco tiempo desarrollaremos Auditorias de Seguridad Vial. El esfuerzo esta en tender a eliminar los riesgos que la infraestructura puede provocar en la accidentalidad, y fundamentalmente, absorber las fallas que tanto los vehículos como el comportamiento humano pueden provocar. Todas las obras del Plan Vial van a ayudar en su medida a mejorar las tasas de siniestralidad. 

Pero como este tema requiere políticas multisectoriales, estamos participando activamente en la realización del II Congreso Iberoamericano de Seguridad Vial junto a la Agencia Nacional de Seguridad Vial y el Instituto de Vías iberoamericano, y el apoyo de un conjunto de instituciones. 

Esperamos generar un espacio que se proyecte como un punto de inflexión en la siniestralidad del continente, dado que la tendencia creciente de la misma nos obliga a atacar con decisión las consecuencias de los hechos en el transito, que constituyen un problema creciente de salud pública que afecta de forma desproporcionada a los grupos vulnerables de usuarios de la vía pública. 

Estamos convencidos que el intercambio de experiencias, el aprendizaje de problemas y soluciones planteadas en todo el mundo, pueden ayudar no solo a evitar el agravamiento del problema, sino también a una reducción significativa de las fatalidades en los hechos del tránsito. Los resultados mundiales son el efecto de medidas nacionales y locales y de que, para ser eficaces, las medidas de mejora de la seguridad vial mundial exigen una firme voluntad política, compromiso y recursos a todos los niveles: nacional y subnacional, regional y mundial, por tal motivo nuestra Asociación apoya la transformación en Política de Estado de la temática, para cada uno de los países del continente. 

Proponemos que a través del Foro de representantes de los países que participen del Congreso puedan establecerse metas nacionales ambiciosas pero viables de reducción de las víctimas de accidentes de tránsito. Esperamos que este foro promueva medidas de colaboración, fomentando una acción firme y permanente en la ejecución de políticas con la cooperación entre las entidades pertinentes de las administraciones públicas, organizaciones multinacionales, los sectores privado y público y la sociedad civil en su conjunto. 

La Consolidación de la Política de Inversión Vial y el mantenimiento de políticas activas en el campo de la Seguridad Vial, redundara en un sistema más eficiente y seguro. 

 

REVISTAS ANTERIORES
Diciembre 2016
Edición Nº 224
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2016
Edición Nº 223
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2016
Edición Nº 222
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Marzo 2016
Edición Nº 221
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Diciembre 2015
Edición Nº 220
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2015
Edición Nº 219
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Julio 2015
Edición Nº 218
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Abril 2015
Edición Nº 217
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Diciembre 2014
Edición Nº 216
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Octubre 2014
Edición Nº 215
“Revista Carreteras”

VER MÁS
Ver revistas anteriores


  Av. Paseo Colón 823 7° Piso (C1063ACI) Buenos Aires - Argentina - Tel./fax: (+54-11) 4362-0898 (líneas rotativas)
secretaria@aacarreteras.org.ar - www.aacarreteras.org.ar
© Asociación Argentina de Carreteras 2014. All rights reserved.